Sacar Cita

5 razones para tener tu casa o apartamento propio

¿Estás cerca de los 30, recién pasados, o justo en ellos y todavía vivís con tus papás?

Primero que todo, no te acongojés. Un estudio reciente señaló que es una tendencia creciente y en países como Italia y Grecia entre 70 y 80% de la juventud (entre los 15 y 29 años) todavía viven en casa con sus padres.

En Latinoamérica esto también se observa en el grupo de 25 a 35 años de edad también. Culturalmente, valoramos la familia y viceversa, la familia nos valora. Aunque sigás estudiando o incluso ya estés trabajando y seas económicamente próspero, siempre es práctico y cómodo tener comida, ropa lavada y doblada, un cuarto limpio, entre otras cosas.

Sin embargo, hay muchos más beneficios por las cuáles tener casa propia a esta edad. Aquí nombramos 5 razones que podés considerar si estás pensando tomar este paso:

1. Privacidad 

Aunque estés soltero o soltera, o ya estés en pareja, la privacidad siempre es algo que con los años es más y más valiosa. Llegar a casa después del trabajo y poder tirar la maleta dónde desees, poner tu música, usar algún espacio para hacer ejercicio, cocinar a la hora que gustes, invitar amigos y amigas el día de la semana que desees son sólo algunas cosas que podrás hacer viviendo sola o solo. Teniendo un espacio para vos mismo garantiza siempre tener un momento a solas, para respirar y pensar.  

A medida que crecemos, esto es muy importante. En tu casa, son tus reglas. Son tus espacios y tus rutinas. A la larga, si adquirís el ritmo de cuidar tu casa y tus cosas, vale la pena haberse separado de tu familia. Un gran porcentaje de jóvenes adultos indican que se sienten mucho más felices y satisfechos viviendo fuera de casa. Si tenés pareja, es invaluable poder tener privacidad para que la relación y los momentos de intimidad fluyan.

Los cuartos principales de los apartamentos nuevos tienen privacidad, comodidad y vistas únicas!

2. Patrimonio propio

Tener tu propio terreno y casa (o apartamento) te va a dar un sentido de libertad muy grande. Tener patrimonio bajo tu nombre es algo que te dará independencia, responsabilidad y mucho sentido de control. Además, si estás pensando a futuro, debés saber que algún día tu propia familia debe estar bajo tu propio techo. Entre más temprano asumís esta responsabilidad de tener patrimonio propio, más temprano podrás planear el futuro tuyo con tu pareja, eventualmente hijos.

3. Responsabilidad

Dicen que salirse de la zona de confort es un paso difícil, pero a la vez un paso enorme. Es muy cómodo estar bajo el techo de tus padres e intimida la idea de vivir solo, pagar cuentas de electricidad, limpiar y cuidar la casa entera. Sin embargo, hacer este cambio y dar el paso a la independencia te enseñará a ser responsable por vos mismo. A medida que te organizás, aprenderás a cumplir con tus obligaciones y te apreciarás cada día más y más. La libertad viene mano a mano con la responsabilidad y tener una casa propia te traerá esto. En un par de meses ya sabrás los costos de ir al supermercado, la electricidad y el agua, y otros gastos. Comprar una casa y salir de la de tu familia va a enseñarte a administrar las finanzas de tu propia vida. 

Puedes ser dueño de tu propia casa y terreno pagando cuotas mensuales desde $1601
  1. Crecimiento personal y profesional

Siguiendo la misma idea de la responsabilidad, hay que ver el panorama completo. El crecimiento personal que viene con tener tu propia casa es enorme. Al no estar cerca de tus padres, podrás tener espacio para pensar y tomar decisiones individualmente. Siempre podés llamarlos y consultarles, pero lo importante es escucharse y tomar decisiones propias motivadas por deseos personales. Como todo, es un proceso de maduración y aprendizaje.

Por otro lado, con este crecimiento personal, habrá un crecimiento profesional. Tendrás más presión económica para mantenerte solo pero por lo mismo más motivación para trabajar. Habiendo comprado una casa, sea con préstamos o con ahorros, es un gran logro. Mantener el estilo de vida deseado es el siguiente paso. A medida que vas alcanzando lo que deseas, te conocerás, y crecerás a ser autónomo. Podrás tomar decisiones y pensar sin ser afectado por factores externos e incluso internos. Con el tiempo, esto aumentará tu autoestima y la confianza en vos mismo.

  1. Espacio propio

Para finalizar, comentamos sobre lo increíble que se siente decorar tu propia casa. Tener un espacio propio te dará muchísima libertad en tanto a cómo la pintás, acomodás muebles, colocás mesas y sillas, etc. ¿Te aburriste de la tele en esa esquina? Podés cambiarla. Cada rincón es tuyo y no tenés porque sentirte limitado por las reglas de tus padres en tanto a cómo distribuís tus pertenencias.

¡Qué rico vivir solo! Imaginá ser dueño de tu propio espacio.

Fuentes:

¿Listo o lista para comprar tu propia casa o apartamento? Si lo estás, no dudes en escribirnos, agendar tu cita para visitar el proyecto, o llamar a nuestros agentes de venta:

Citas: https://condominioelcanal.com/citas

Whatsapp: +50688427335

Correo: sales@condominioelcanal.com